¿Por qué mi Google Nest Audio cruje?

Antes de Apple CarPlay y las conexiones USB en los vehículos, nada era más frustrante que una radio crepitante que le impedía disfrutar de su música. Lo mismo ocurre cuando intenta disfrutar de sus canciones favoritas en un Google Nest Audio en su hogar y no puede escapar de una molestia crepitante.

Por lo general, un Google Nest Audio comenzará a chisporrotear debido a interferencias electromagnéticas, mal funcionamiento del hardware, problemas de software o problemas de conectividad que necesitan un poco de solución de problemas.

Siga leyendo para encontrar una solución que le permita comenzar a disfrutar de sus canciones nuevamente desde la comodidad de su hogar. Si está listo para descubrir más a fondo sobre las causas y soluciones de un Google Nest Audio que no funciona, continúe leyendo.

¿Qué es el sonido crepitante?

El crujido para algunos puede sonar como un estallido o un ruido estático para otros. La mayoría de las personas describen el ruido de manera similar a la conexión a Internet de acceso telefónico o la radio de la vieja escuela que intenta encontrar señales más fuertes.

Piense en ello como tratando de encontrar servicio celular. Levanta la mano, la reposiciona varias veces, intenta encontrar barras, busca actualizaciones, reinicia su dispositivo y, a veces, necesita reiniciar su teléfono para solucionar los problemas de conexión que faltan. El mismo concepto se aplica a un Google Nest Audio con sonidos chirriantes.

¿Qué causa un sonido crepitante?

Un Google Nest Audio a menudo es causado por uno de tres problemas. Uno, problemas de hardware o software, desconexión de conectividad o interferencias electromagnéticas. Todos estos elementos pueden causar ruidos no deseados y requieren un poco de solución de problemas menores para solucionarlos.

Problema de conectividad de Google Nest Audio

A menudo, la distancia entre su Google Nest Audio y la fuente de su música puede ser la causa de un crujido. Las señales de Bluetooth tienen un alcance promedio de 30 pies. Intenta acercar tu Google Nest a la fuente de tu música.

Si sueles conectar tu Nest a través de Bluetooth a su teléfono, es posible que haya alejado demasiado el teléfono. Si la distancia no es diferente para su entorno, eche un vistazo a los elementos de la habitación. ¿Pusiste algún mueble nuevo? ¿Hay algo de metal entre su dispositivo y Google Nest Home? Los objetos metálicos pueden hacer que las señales se distorsionen.

Problema de hardware de Google Nest Audio

Si bien nos gusta creer que el hardware es un campo de fuerza, eso simplemente no es cierto. De vez en cuando, pueden ocurrir problemas de hardware. Tal vez su batería esté baja o defectuosa, o si se le cayó el dispositivo Nest, es posible que se haya soltado un cable, lo que provocó un cortocircuito en el altavoz. Ambos problemas de hardware pueden causar un crujido en su altavoz.

Problema con el software Google Nest Audio

Antes de asumir que su Google Nest Audio está hecho sin esperanza a la vista. Busque actualizaciones del sistema en su aplicación Google Home. Si su software está desactualizado o hay una actualización disponible, puede hacer que su dispositivo no funcione a niveles máximos. Una actualización rápida del dispositivo podría hacer que vuelvas a tocar melodías armoniosas en muy poco tiempo.

Interferencia electromagnética en Google Nest Audio

La causa más común de un crujido, un estallido o un sonido estático es la interferencia de otro dispositivo electrónico cercano. Electrodomésticos inteligentes, enrutadores WiFi, monitores de bebémonitores de computadora, luces fluorescentes, microondas, walkie-talkies y otros dispositivos que envían señales electromagnéticas pueden ser los culpables de las interferencias.

Para determinar si otras señales electromagnéticas causan la molestia de los crujidos, intente mover su Google Nest Audio a otra ubicación o apague otros dispositivos que estén cerca.

Cómo arreglar un Google Nest Audio que cruje

Ahora que conoce las posibles causas de los crujidos, aquí hay algunos pasos de solución de problemas que podrían ayudar a resolver el problema.

  • Verifique su aplicación Google Home para asegurarse de que el software de su dispositivo esté actualizado; si tiene una actualización disponible, actualice su software en consecuencia.
  • Reinicie su enrutador Wi-Fi. Si su Google Home está conectado a Internet, reiniciar el enrutador podría ayudar.
  • Si cree que las baterías agotadas son las culpables, cárguelas en su dispositivo.
  • Si los pasos de solución de problemas anteriores no ayudan, es hora de restablecer los valores de fábrica y resincronizar las conexiones Bluetooth.
  • Reubique Google Nest Audio más cerca de la fuente de la música que está tratando de reproducir. Las conexiones Bluetooth normalmente no pueden exceder los 30 pies.
  • Retire los dispositivos electrónicos que puedan interferir en la ruta de las señales de Bluetooth. Si tiene objetos metálicos u otros dispositivos electrónicos que emiten ondas electromagnéticas, podría estar interfiriendo con las señales de Bluetooth que intentan viajar.

Conclusión

En la mayoría de los casos, arreglar el crujido que se produce en su Google Nest Audio es una solución fácil. Sin embargo, si cree que la causa se debe a hardware roto, daños por agua o un dispositivo defectuoso, puede ser el momento de comunicarse con Google para obtener un reemplazo o ayuda de un experto.

Deja un comentario